Sanciones a Rusia, ventajas para Bielorrusia


Dec 11, 2015 No hay comentarios

Desde el inicio de 2014, Rusia ha adoptado sanciones como una herramienta de la política exterior prohibiendo las importaciones de alimentos procedentes de la Unión Europea y Estados Unidos y ahora también suprimiendo vuelos a algunos países.

Para Bielorrusia, esto ha significado una oleada en la demanda de alimentos. Y gracias a las nuevas prohibiciones del transporte aéreo ruso a Ucrania; Bielorrusia ahora también viviendo un auge en las ventas de su línea aérea nacional, ahora los rusos van de tránsito por la capital bielorrusa, Minsk.

Tras la prohibición de Rusia a las importaciones de alimentos de la UE, Bielorrusia se ha convertido en el mayor proveedor de Rusia de kiwis, mientras que las exportaciones de manzanas a Rusia han aumentado 96%  en un año y las exportaciones de cítricos un 60%.

Además de las exportaciones legítimas, hay un mercado floreciente, pero difícil de cuantificar en la reventa de productos europeos re-etiquetados como bielorrusos gracias a la unión aduanera del país con Rusia; que significa controles fronterizos reducidos. Poco después de que Rusia introdujese sus sanciones de alimentos el año pasado, los compradores de Moscú comenzaron a encontrar en venta pescado y marisco bielorruso, a pesar de que el país no tiene salida al mar.

Siguiendo esta tendencia, Belavia, aerolínea estatal, ha triplicado vuelos a Ucrania en los últimos dos meses para hacer frente a un aumento de la demanda por parte de los rusos que ya no pueden volar directamente desde Rusia. En octubre los gobiernos de Rusia y Ucrania suspendieron todos los vuelos entre los países a raíz de las tensas relaciones diplomáticas. Cualquier persona que desea viajar de Moscú a la capital ucraniana de Kiev se enfrenta a un viaje en tren de 12 horas o un viaje a través de un tercer país.

Belavia, que en septiembre operaba dos vuelos diarios a Kiev, ha introducido ahora dos más. Además, Belavia cuenta con nuevas rutas a otras tres ciudades de Ucrania para hacer frente a una oleada de rusos y ucranianos que viajan entre los dos países. También Belavia ha introducido la lengua ucraniana a bordo para adaptarse a sus nuevos pasajeros.

Fuente: Washington Times.

Comentarios


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

Enviar un comentario